miércoles, 15 de enero de 2014

Me recomendaron que tuviera los ojos bien abiertos, para que no me perdiera nada de lo que sucede.
Y así es como los pequeños detalles se hacen los más importantes. 
Pero es diferente apreciar los pequeños detalles y prestar atención a las cosas. Porque las personas somos mucho de presumir de lo primero y de no hacer lo segundo. 
-Y ahora voy a ser yo quien te proponga un trato. Déjate de pequeños detalles y vive, vive sin tener nada de lo que arrepentirte, vive haciendo felices a los demás, pero sobre todo vive haciéndote feliz a ti. Deja lo poco importante y dedícale tiempo a lo que si merezca la pena, porque sino dentro de unos años te verás infeliz, sin gente a tu alrededor y lamentándote de todo lo que has malgastado en esta vida, de las oportunidades que has dejado escapar e imaginando como sería ésta si hubieses hecho lo correcto en su momento. 

4 comentarios:

  1. Hay que tener los ojos siempre bien abiertos para todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tienes unos ojos preciosos <3 (Do you remember me? jj)

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado pensando en lo de prestar atención a las cosas.
    Bonitos ojos.
    Muá.

    ResponderEliminar

Tus comentarios, opiniones y el tiempo que me dediques siempre son bien recibidos.