miércoles, 1 de enero de 2014

Cartas de miradas perdidas sin destinatario. Cap I.


Creo que esto me sirve para lo de "nunca conoces a una persona del todo".
¿Y lo bonito que es el amor al principio y lo mucho que duele al final?
Porque claro, siempre hay alguien que quiso más. Alguien que sale más dolido.
Porque yo era la de las dudas infinitas, esas que tú me quitabas a besos. Y me gustaba, la sensación de no estar sola. Si algo yo ya sabia de antes, es que siempre hay personas, y terceras personas, que te pueden engañar durante demasiado tiempo y luego... Zas. A quienes les das lo mejor de ti y te lo devuelven, pero a la inversa. Te engañan y ayudan a tu confusión. Es un sí, pero no. Que pérdida más tonta de tiempo ¿no?
Si quieres algo luchas por ello, no tiras la toalla. Queremos hacer lo que nos de la gana sin hacernos cargo de las consecuencias.
Que rápido cambian las cosas, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones y el tiempo que me dediques siempre son bien recibidos.